10 noviembre 2015

NATURA DIRECTO: El rubor de los árboles


10/11/2015. Se encaramó ya el otoño, descarado, a las copas de los árboles, sacándoles los colores. El oro de los chopos y las hayas, los pardos y anaranjados de los robles y álamos temblones, el rubor colorado de los arces... Pinceladas de color en una cresta, en un regato, en la borda de un aprisco entre las verdeoscuras masas mediterráneas de encinas y alcornoques, o en los extensos pinares. Lienzos continuos de aguadas cálidas en los bosques de hoja caediza del norte, de las riberas o los relictos de las montañas. Con el acortamiento de las horas de luz y la disminución de la temperatura, dejan los árboles caducifolios de suministrar agua a sus hojas, en previsión de falta de este recurso por la helada. La clorofila se descompone, desapareciendo el color verde y quedando al descubiertos los pigmentos pardos y amarillos, o, cuando los azúcares se descomponen transformándose en la impronunciable antocianina, el vivo rojo característico de algunas especies. Y, al mismo tiempo, comienza la blanda lluvia silenciosa de hojas muertas sobre el suelo de los bosques.

No hay comentarios: