07 noviembre 2015

NATURA DIRECTO: Tiempo de madroños


7/11/2015. Están los madroños en todo su esplendor. El fruto y la floración coincidiendo en el tiempo. Los frutos, a la inversa que las luces del semáforo, pasan del verde al amarillo y al rojo, que da vía libre para comerlos. Cuanto más intenso el grana, más dulces. Y pasados de maduros, ojo con la carga de alcohol que pueden acumular, aunque el sabor entonces ya no es tan apetecible. En su punto son alimento apreciado por la fauna local y por las aves migratorias e invernantes. Menuda sucesión de comensales es posible contemplar, estos días, aguardando en silencio y a cierta distancia de un madroño cargado de flor y fruto: aves insectívoras que amplían su régimen a la frugivoría con los fríos, como mirlos, zorzales, currucas y petirrojos. Granívoras como pinzones y picogordos. Mamíferos carnívoros que se atiborran también de fruta, esparciendo después sus semillas -y sembrándolas así- por el monte, como zorros, garduñas o jinetas. Lirones, ratones de campo y otros roedores. Incluso jabalíes. Y, en el lado opuesto en la escala de tamaños, miríadas de insectos atraídos también por el néctar de las flores o la sabia del madroño, como abejas y moscas varias, chinches y mariposas, por las cuales tienden sus telas las arañas y hacen incursiones las avispas. Un pequeño mundo de relaciones ecológicas desfilando ante nuestros ojos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

y los osos...