30 agosto 2016

Campos sembrados de muerte

ABATIDAS UN 60% DE PIEZAS NO AUTORIZADAS EN LO QUE VA DE MEDIA VEDA EN UNA ZONA DE ESPECIAL PROTECCIÓN PARA LAS AVES EN VALENCIA


30/08/2016Media veda. La temporada de caza que se abre en verano entre agosto y septiembre, pocas semanas arriba o abajo según la Comunidad Autónoma. El número de especies que se permite cazar es limitado, sin embargo, es frecuente que durante esta época entren muchos otros animales protegidos heridos por disparos en los centros de recuperación de fauna.


Para comprobar si esta afección a especies no autorizadas se da tan previsiblemente, decidimos realizar una pequeña prospección de puestos de caza de la media veda en una reducida zona elegida al azar en un punto de la Comunidad Valenciana. En concreto en la parte oriental del municipio de Quartell, en provincia de Valencia, en torno a la Acequia o Sèquia del Rey, ya dentro de los límites de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC) de la Red Natura 2000 del Marjal de Almenara. Por supuesto, la muestra es pequeña, por lo que no es estadísticamente significativa. Pero estos son los resultados.


Localización.


La primera semana de agosto elegimos al azar unas cuadrículas de 1X1 km de extensión dentro de la ZEPA y LIC del Marjal de Almenara (que se extiende por los términos municipales de Moncofa, Xilxes, La Llosa, Almenara, Benavites, Quartell, Faura y Sagunto). Pensábamos que, por su grado de protección oficial, podría incluso darse un sesgo a favor de que los cazadores no se saltasen la legalidad allí. No obstante, nos interesaba conocer también si esta protección frenaba realmente la práctica ilegal. Recorrimos detenidamente las cuadrículas hasta encontrar todos los puestos de caza y cebaderos preparados para la media veda con antelación, que en la Comunidad Valenciana se inicia el 15 de agosto.


Doce días después de la apertura de la media veda, el pasado viernes 26 de agosto, revisamos estos puestos de caza y su entorno inmediato. Dentro de esos doce días hubieron solamente tres días hábiles de caza: el día 15 festivo y el fin de semana del 20 y 21 de agosto. La segunda revisión de los puestos y su entorno ha sido el lunes 29 de agosto, de modo que hay que sumar dos días hábiles de caza más, el fin de semana de 27 y 28 de agosto.


¿QUÉ NOS ENCONTRAMOS ALLÍ? 


Para 9 puestos fijos de caza localizados:


- El hallazgo más llamativo han sido restos de al menos 32 tórtolas turcas, especie cuya caza no está autorizada en la Orden de Vedas de la Comunidad Valenciana de 2016-2017. La mayoría de los restos son cuerpos abandonados.


- 2 estorninos negros, cuerpos abandonados. Su caza tampoco está autorizada en la citada orden de vedas.


- Restos de al menos 9 palomas torcaces. Especie autorizada. Los restos son desplumaderos, por lo que los cuerpos fueron retirados para consumo.


- Restos de un mínimo de 11 palomas bravías domésticas. También desplumaderos, sin dejar los cuerpos abandonados.


- Restos de 3 urracas. Especie autorizada, aunque se trata de una autorización de carácter general sin estudio científico alguno que compruebe si sus poblaciones han alcanzado límites que necesiten un control, ni en qué localidades concretas. Los restos consistían en los cuerpos abandonados.


COMO CONCLUSIONES:


- Cabe destacar que, salvo las 9 palomas torcaces, las 3 urracas y las 11 palomas domésticas, no se ha localizado ningún resto de ninguna otra especie de las autorizadas para la media veda.


- Las palomas domésticas cazadas provienen de los palomares del entorno, por lo que en realidad se han cazado palomos de propietarios privados.


- Las especies más afectadas por estos puestos de caza de media veda han sido, con diferencia, especies no autorizadas (el 60% de las piezas abatidas), y en particular la tórtola turca. 


- Los cuerpos abatidos y abandonados contienen perdigones de plomo. Estos cuerpos quedan a disposición de especies carroñeras o parcialmente carroñeras que los consumen y, con ellos, los perdigones de plomo. Se ha comprobado que este consumo de perdigones de plomo envenena y llega a matar a los carroñeros o predadores que los consumen a partir de las presas tiroteadas encontradas muertas o heridas. Esta intoxicación se conoce como plumbismo. En esta zona en concreto donde se encuentran los puestos fijos de caza, observamos estos días dos ejemplares de busardo ratonero y tres de aguilucho lagunero, que son rapaces, y por tanto especies estrictamente protegidas, que aprovechan estas carroñas. Aparte las aprovechan urracas, zorros y perros domésticos y abandonados.


- Los perdigones disparados por miles quedan también dispersos en el campo y en la zona húmeda adyacente y se van acumulando año tras año. Estos perdigones pueden ser consumidos junto con la grava fina que usan para moler su alimento, tanto por aves granívoras como por acuáticas como los patos, provocándoles también el envenenamiento por plomo o plumbismo. Además, quedaron abandonados en el campo los cartuchos y cajas de cartuchos utilizados.


En definitiva, que para que los cazadores de estos nueve puestos cacen legalmente 9 palomas torcaces y 3 urracas durante lo que llevamos de media veda (21% de las piezas abatidas), han muerto también un 60% de ejemplares de especies no autorizadas, más palomas domésticas de propiedad privada (19%), y han quedado los campos y el humedal sembrados de miles y miles de perdigones de plomo, una trampa mortal de veneno que permanece latente a lo largo de los años. Y todo ello dentro de un área protegida como Zona de Especial Protección Para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC) de la Red Natura 2000.


Con unos resultados de tal calibre aun dentro de una muestra tan pequeña, que obviamente conviene ampliar para que sea significativa, más la contribución de este periodo veraniego de caza al declive de la tórtola europea y la codorniz, ¿no creen que debería plantearse seriamente la prohibición de la media veda?



GALERÍA FOTOGRÁFICA

Pequeña selección de imágenes tomadas:


Puestos de caza:




Cebadero:


Restos de tórtolas turcas:





Estornino negro:


Urraca:


Desplumadero de palomas:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Da mucho asco todo

Suso Ri dijo...

¿tanto trabajo les cuesta a los cazadores llevarse los cartucho usados a casa? ... Y luego van de "amantes" y "defensores" de la naturaleza.!!!

Anónimo dijo...

Malditos asesinos y contaminadores.